Despedida

Después de varios años compartiendo mi afición por las apuestas de baloncesto con todos vosotros, ha llegado el momento de dejarlo.

No hay ningún hecho que haya precipitado esta decisión, sino que de forma natural, he ido priorizando otras actividades hasta el punto de que ya no siento ninguna motivación especial por sacar algo de tiempo para analizar partidos, encontrar buenas apuestas, argumentarlas y publicarlas. Y cuando ya no hay ganas es el momento de dejarlo.

Me voy contento. Lo mire por donde lo mire creo que mi etapa como tipster ha sido positiva. Después de casi 650 pronósticos lanzados en esta misma web, he terminado con balance positivo: +22 uds y un yield del 1,88%. Soy consciente de que no son unas estadísticas espectaculares, pero no he sabido hacerlo mejor y el solo hecho de haber terminado en positivo, para mí ya es una gran satisfacción.

Pero más allá de los números, me voy contento con el cómo he conseguido hacer las cosas. Quién me haya seguido desde hace tiempo, sabrá que en mis números no hay ni 0,01uds fuera de lugar. Y en este mundo donde los tipsters con estadísticas sobrehumanas proliferan por todas partes, unas cuentas bien llevadas son casi más difíciles de encontrar que a un tipster con un yield superior al 10%. De hecho, ambas cosas están relacionadas.

Me voy satisfecho porque he sido el tipster que a mí me hubiera gustado seguir. De estos 650 pronósticos, ninguno ha sido live, donde ningún seguidor hubiera sido capaz de cazar la misma cuota. Ningún pronóstico, de hecho, ha sido publicado cuando el evento empezaba en menos de 1 hora, o con tiempo suficiente para que gran parte de los seguidores interesados pudieran beneficiarse de la apuesta.

El 99% de mis pronósticos han venido argumentados, y lo más importante, he hecho balance de todos o casi todos los pronósticos al verse resueltos. Generalmente, haciendo más hincapié en explicar el porqué de los fallos, que en regodearme en los aciertos. Y es que si aciertas un pronóstico, seguramente la causa esté en alguno de los argumentos que hayas dado. El valor está en que si algo no ha salido como esperabas, analizarlo y aprender de ese error. Un consejo: no os fieis nunca de esos tipsters que se recrean en sus aciertos, y desaparecen cuando fallan. O que siempre lo achacan a la mala suerte, o a una conspiración mundial en su contra. Aunque me consta que aquéllos que me seguís (o seguíais) habitualmente, ya tenéis suficiente criterio como para daros cuenta.

En fin, no me quiero alargar demasiado ya que al final todo se reduce a este simple mensaje: ya no voy a publicar más pronósticos. Aquí se acaba.

Quiero mandar un cálido saludo a todos los que durante este tiempo me han seguido y apoyado. Sentir que personas que ni siquiera conoces, valoran y agradecen tu trabajo, es una gran sensación. Me quedo con eso.

Nos seguiremos leyendo por aquí, pero solamente para hablar de baloncesto. Las apuestas ya son agua pasada.

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail: